Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

sábado, 30 de octubre de 2010

Técnica de Escritura automática:

La técnica de escritura automática no puedes ser tan automática como el escritor quiere que sea, y no consiste en ponerse a escribir cualquier pendejada que se nos ocurra y luego publicarla mal llamándole “poema”.

Por el contrario, la escritura automática es tan solo la fase final de la técnica, porque si toda la técnica estuviera conformada por esas dos palabras ¿dónde está la técnica?
La verdad es que la escritura automática comienza mucho antes de que el poeta llene el papel de tinta, y es un proceso muy parecido al proceso reproductivo.

Comienza con una observación, un evento, un fenómeno, una imagen, un cuadro, una frase que se oyó por el camino, algo que haya llamado tan poderosamente nuestra atención al punto de causarnos asombro y sorpresa; que puede presentarse tanto en el sentido maravilloso como en el sentido tremebundo.
Y allí está esa pequeña partícula primigenia (imagen, sonido, frase, palabra, olor, o lo que sea) en nuestra mente tal como el cigoto está en el útero de una dama o en el interior de un animal, rodeándose de nuestras experiencias previas, de nuestros conocimientos acumulados hasta entonces, de nuestras creencias, y así como el cigoto se trasforma primero en blástula, luego en gástrula, y en embrión y en feto, así mismo nuestra partícula primigenia también va creciendo a través de la reflexión, la meditación, las asociaciones de ideas y conceptos, la síntesis, el análisis, la razón y la imaginación…

Pero cuidado, porque así como el polluelo moriría si echara a volar apenas sale del cascarón, asimismo el texto no sería poema si no le dejas desarrollarse, si no te ocupas de reflexionar el tema, de profundizar, de meditar.
Y cuando el poema está listo para desplegar sus alas, todo lo que tienes que hacer es tomar un bolígrafo y una hoja de papel y escribir sin pensar; ¿para qué pensar?; lo único que conseguirías sería estresar a la criatura recién desarrollada, estropear sus alas; por eso, después que se ha desarrollado, no pienses más, déjala que vuele a donde quiera ir; ¿o serías capaz de encadenar a uno de tus hijos y obligarlo a seguir el camino que a ti te gusta en lugar de permitirle seguir a su corazón?

En conclusión, no se confundan señores escritores, la escritura automática no consiste en escribir cualquier conjunto de garabatos y de sin sentidos para luego proclamar “la poesía la entiende solo el poeta”; la cosa es al revés, los poemas que trascienden lo hacen porque son universales, y son universales porque tienen tantas interpretaciones como lectores halla; no porque lo entiende solo el “poeta”
Abrazos siderales

4 comentarios:

juanantonio dijo...

gran trabajo, enhorabuena, te seguiré y espero aprender algo

Mafer dijo...

querido Felipe (Tonisan), deseo agradecerte por tu gentil ayuda, aporte, guía. Es muy meritorio saber que cuénto con un amigo que a mas de sabio y bueno , ha renunciado a EGOISMOS. Dios te pague y te seguiré. T.Q.D.C.

Dalit R. Escorcia M. dijo...

Me he encontrado, en tu blog, un espacio que nos invita elevar nuestra cultura y profesionalismo en el arte de escribir. Sinceramente, se que no es fácil asumir esta labor como lo estás haciendo tú. Por eso te felicito, y desde este momento seré un seguidor puntual de tu espacio, porque soy un estudioso y amante de nuestra lengua. Aspiro a contribuir con mis aportes intelectuales a muchos de mis discipulos, y para ello requiero de fuentes como la tuya. Muchos éxitos mi estimado Amigo.

tonisan dijo...

Gracias Juan Antonio, Mafer princesita bella, siempre tan cordial siempre tan presente.
Gracias Dalit, mi blog está a tu disposición
Abrazos siderales desde este rinconcito caribeño y vesuviano